Lasaña de espinacas con queso de tetilla El Labrador Estradense

Autora: Yanet Acosta

Lo más habitual es encontrarnos con recetas de lasañas de carne, pero en este caso proponemos las espinacas como protagonista, porque junto al queso y la bechamel resultan exquisitas.

Para su elaboración usamos el queso de tetilla, pero también funciona a la perfección con el de Arzúa-Ulloa.


INGREDIENTES

6 láminas de pasta precocida para lasaña

1 bolsa de espinacas fresca (250 gramos)

1/2 cebolla

75 gramos de tomate triturado

Pimienta negra molida

250 mililitros de leche

2 cucharadas de harina

30 gramos de mantequilla El Labrador Estradense

1 cucharadita de aceite de oliva virgen extra

250 gramos de queso de tetilla o de Arzúa-Ulloa de El Labrador Estradense

Nuez moscada

Sal

Hojas de albahaca fresca (para decorar)

ELABORACIÓN

Cuece con un dedo de agua hirviendo las espinacas por tan sólo un par de minutos. Escúrrelas bien, córtalas y resérvalas.

Pon a calentar la cucharadita de aceite de oliva virgen extra y pocha en él la media cebolla cortada en juliana. Añade una pizca de pimienta negra, sal y las espinacas cocidas. Remueve y agrega el tomate triturado. Aparta el fuego y añade las tres cuartas partes del queso cortado en tiras (el resto se reserva para poner en la superficie de la lasaña).

En otro cazo haz la bechamel. Para ello pon a derretir la mantequilla y ralla sobre ella un poco de nuez moscada y agrega las dos cucharadas de harina. Remueve bien y ve vertiendo la leche poco a poco sin dejar de remover. Para evitar la creación de grumos lo mejor es utilizar unas varillas manuales. Cuando espese, retira del fuego.

Dispón entonces una bandeja de horno de cristal rectangular en la que pondrás las tres primeras láminas en la base. Extiende luego las espinacas con el queso y sobre ellas coloca las otras tres láminas de pasta. Cúbrelas con toda la bechamel y pon sobre ellas el cuarto del queso que queda rallado.

Pon todo al horno previamente precalentado a 180ºC durante 20 minutos.

Sírvela en porciones en el plato y decora con una hoja de albahaca.