Fresas con nata Daniel Torres y jalea de cítricos

Autora: Yanet Acosta

La nata de la quesería de Daniel Torres se vende habitualmente a pastelerías y panaderías. Es una nata fresca y sabrosa, nada comparable con otras natas pasterizadas líquidas para montar. También se puede comprar directamente en el despacho de la fábrica.

En la familia es tradición que cuando es temporada de fresas el postre de una celebración sea la mítica combinación de fresas con nata. Para dar un aire algo distinto, en esta receta se propone unir otras frutas y frutos secos y dar un contrapunto con una jalea de limón.

Lo ideal es tener preparada la jalea de limón como una conserva que se podrá utilizar para tomar sobre el queso como postre o en cualquier otra elaboración.

En caso de que no sea época de fresas, aprovecha a utilizar otras frutas, como por ejemplo el melocotón, que resulta delicioso acompañado de rica nata.


INGREDIENTES

350 gramos de fresas

100 gramos de frambuesas

30 gramos de pistachos

4 cucharaditas de azúcar morena

200 gramos de nata de la quesería Daniel Torres

Para la jalea de cítricos:

4 limones

1 naranja

1/2 raíz de jengibre

1 litro de agua

1/2 kilo de azúcar

ELABORACIÓN

De la jalea:

Exprime los limones y las naranjas y conserva sus pieles cortadas en tiras, así como lo que queda después de haberlas exprimido.

Cuece en agua el zumo, las tiras de la piel de los cítricos, la raíz de jengibre pelada y cortada en láminas. Añade los restos de pulpa dentro de una muselina o gasa, que tras la cocción se retirarán. Cuece a fuego medio o bajo por dos horas.

Al término de la cocción retira la muselina cuando esté tibia y exprime sus jugos. Añade el azúcar y cuece a la vez que remueves hasta que esté completamente disuelta. Una vez llega a la ebullición apaga el fuego y deja macerar por 15 minutos. Vierte la jalea en botes secos preparados para conservar.

Del plato:

Tras lavar y cortar las fresas, colócalas en un plato o bol individual. Añade las frambuesas y una buena cucharada de nata. Espolvorea el azúcar moreno y deja caer unas cucharadas de jalea de limón. Adorna con algunos pistachos limpios sin sal.